• admin
  • noviembre 14, 2020
  • 1 comentario

Cómo llegué a Noruega,ufff nada más pensarlo me trae recuerdos de todo tipo, habiendo viajado bastante e incluso vivido con 22 años en Inglaterra el proponerte ir a vivir a un país escandinavo ya con familia me aterrorizaba en cierto modo.

La idea era no volver, así que dije mi último adiós a muchas cosas materiales y no materiales, adiós a mi moto, mis equipos digitales, sobre todo adiós al mejor clima del mundo, no volvería a poder ir a la playa 11 meses al año e ir en pantalón y camiseta cortos, Sniff Sniff, a veces lo echo mucho de menos, no cabe duda que lo que más difícil es la distancia entre familiares y amigos.

Lo primero que hice fue empaparme de información del país, costumbres, modos de vida, ciudades, en general todo lo que me esperaría en éste increíble país, aún así hasta que no estás en él, no te haces realmente a la idea, sí paisajes maravillosos, un país muy joven, de altos sueldos y costes de vida muy altos.

Antes de nada lo primero que busqué desde España fue un sitio dónde alojarme, por supuesto una habitación como hace casi todo el mundo para empezar y porque un piso pues más adelante comentaré no es posible ( Noruega no es España ), por facebook, es el mejor medio, porque encuentras gente de habla latina, no tienes que hacer entrevistas, te piden menos dinero y para empezar creo que es la mejor opción.

Apalabré mi alojamiento, no sabía si realmente al llegar me iba a encontrar la disponibilidad de la habitación, ni si quiera si fuera a existir pero ¿ quién dijo miedo?

Reservé el vuelo y comuniqué a la persona que me alquilaba la habitación del día de mi llegada.

vuelo-a-oslo

Una vez en el Aeropuerto el nivel de acoj…. era mayor, ya no había vuelta atrás ( bueno si, pero no era una opción ). El vuelo oscila entre 3 y 3 horas y media.

Al llegar al aeropuerto te das cuenta de que todo el mundo te atiende en inglés como si fuera su idioma nativo, así que estaba algo más relajado.

Siguiente paso, transporte para llegar a Oslo, existen las posibilidades de tren, bus o taxi, ésta última opción descartada, cuando llegué no sabía en que transporte ir, decidí ir en autobús, contraté uno que es algo más caro pero eso lo sé ahora.

Una vez llegué a Oslo, busqué la dirección del lugar dónde había pactado la habitación y el transporte más cercano de la vivienda era en Bus, cuando llegué conocí a la familia que me alquilaba la habitación y me acomodé.

El siguiente paso era sondear la zona para ver supermercados y servicios que pudiera necesitar, el único súper que tenía cerca era uno llamado Kiwi, actualmente para algunas cosas es mi súper preferido, precio y artículos bastante interesantes, también le tengo cierto cariño ya que fue dónde adquirí mis primeros conocimientos a la hora de hacer compras de alimentos en Noruega.

Si tienes alguna pregunta de cómo llegué a Noruega no dudes es enviármela.

Continuará……….

1 Comment

  1. Recibe un cordial saludo y gracias por compartir sus vivencias al llegar allí a Noruega. Yo pronto estaré viviendo una situación parecida llegaré desde Madrid y con mi esposa. Mi idea es llevar a un pueblo o localidad cercana a una gran ciudad. Tengo algunas dudas pero no tengo temores. Quiero encontrar estudio para mi hijo de 15 años y donde llegar. No tengo ni idea me das una idea por favor llevo obviamente mis ahorros y deseo comenzar bien. Espero por favor alguna respuesta a finales de mes o principios estaremos llegando.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.