• admin
  • enero 24, 2023
  • No hay comentarios

La selección danesa de balonmano, que busca convertirse en el primer equipo en encadenar tres títulos universales consecutivos, no falló y certificó su clasificación para los cuartos de final del Mundial de Polonia y Suecia como primero de grupo, tras imponerse este lunes por 25-30 a Egipto.

Una ronda en la que ya tenían asegurada su plaza los equipos de Noruega y Alemania, que protagonizaron un vibrante duelo por la primera plaza del grupo III, con la que finalmente se alzó el conjunto nórdico al vencer por 26-28 a los germanos.

Triunfo que tendrá como premio para los Sagosen y compañía, plata en los Mundiales de los años 2017 y 2019, evitar en los cuartos de final a Francia, la vigente campeona olímpica.

No lo tendrá, sin embargo, nada fácil el equipo noruego, que se jugará el próximo miércoles en la ciudad polaca de Gdansk el pase a las semifinales con la selección española, vigente subcampeona de Europa y que ya eliminó a los nórdico en los cuartos de final del Mundial disputado hace dos años en Egipto.

Un precedente que no pareció importar a Noruega que salió dispuesta desde el principio a busca una victoria que le evitase cruzarse con Francia, su verdugo en la final del Mundial del año 2017.

De hecho, los nórdicos parecieron en disposición de romper la contienda tras situarse hasta en tres ocasiones con una máxima renta de hasta tres tantos en la primera mitas.

Pero Alemania no estaba dispuesta a rendirse tan pronto y de la mano del portero Andreas Wolff y, sobre todo, del sensacional central Juri Knorr, autor de ocho dianas, no sólo enjugó la desventajas de dos tantos (16-18) con la que se marchó al descanso, sino que llevó a los últimos ocho minutos de juego por delante en el marcador (25-24).

Un tiempo en el que irrumpió imponente la figura del guardameta noruego Torbjorn Bergerud, que tan sólo concedió un gol al conjunto germano, sellando definitivamente la victoria (26-28) del equipo noruego.

Resultado que obligará a Alemania a buscar el pase a la semifinales con una selección francesa que sólo conoce la victoria en el torneo.

Menos problemas tuvo Dinamarca para sellar y como primera de grupo su billete para los cuartos de final, tras imponerse por 25-30 a la selección de Egipto, que dirige el español Roberto García Parrondo.

Conscientes de que un tropiezo ante Egipto, al que le valía el empate para lograr la primera plaza, les condenaría a enfrentarse en los cuartos de final con Suecia, los jugadores daneses saltaron a la pista dispuestos a sellar la contienda cuanto antes.

Tal y como confirmaron los ocho goles de ventaja (7-15) con los que contaban los de Nicolaj Jacobsen a los veintiún minutos de juego.

Una renta que los daneses liderados por unos espectaculares Mathias Gidsel y Simon Pytlick, autores de ocho tantos cada uno, supieron manejar hasta el final como reflejó el definitivo 25-30.

Victoria que permitió a Dinamarca esquivar a Suecia y enfrentarse en los cuartos de final con la selección de Hungría, que dirige el español Chema Rodríguez, mientras que el conjunto sueco buscará el pase a las lucha por las medallas ante Egipto.



Fuente: aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.