• admin
  • enero 24, 2023
  • No hay comentarios

Son las 18 horas en la pequeña y acogedora ciudad de Hamar, en Noruega. Nicholas Hagen está en su apartamento preparando la comida de la semana: “Acabo de meter el pollo al horno”, cuenta entre risas el guardameta nacional, que está en plena pretemporada con el HamKam.

Sus mañanas transcurren en el Briskeby Arena, a donde llega caminando —está a cinco minutos de su residencia—. “Tengo un mes de haber regresado. Está muy frío. ¡Hemos entrenado a -9°C!”, comenta.

“Mis compañeros no es que estén acostumbrados al frío, solo saben cómo prepararse mejor. Ahora el sol solo se puede ver de las 9 a las 15 horas. De ahí, siempre está oscuro”, añade.

Después de cada práctica, que se extiende a casi dos horas, el guatemalteco almuerza en las instalaciones del club. Sus tardes son tranquilas; disfruta de la soledad, aunque tampoco le molesta la compañía. En esas horas libres aprovecha para hacer mandados, quizá salir a tomar un café con amigos o ver recetas en Instagram.

Uno de los platillos preparados por Nicholas Hagen. (Foto Prensa Libre: Cortesía Nicholas Hagen)

Nico fue anunciado de manera oficial como jugador del HamKam el 30 de julio del 2021. Su contrato vence en junio próximo y mientras llega esa fecha, tiene varias metas por cumplir después de un año complicado en el que perdió la titularidad y fue castigado por las lesiones.

“Para fin de año estuve en Guatemala y después me fui tres semanas a Dallas —Estados Unidos, donde vive mi hermano. Aproveché que allí hay un programa para atletas y me ayudó para recuperarme física y mentalmente. Ahora estoy en un mejor nivel y me siento sano. En el 2021 me afectaron mucho las lesiones, seamos sinceros. Tenía mucho dolor —pubalgia—”, revela Hagen.

El seleccionado nacional asegura que después de la pandemia no había podido descansar y su cuerpo se sentía agotado, tampoco podía dormir. Necesitaba, con urgencia, un receso y ahora espera sumar más minutos con su equipo.

“No fue algo sutil —el perder la titularidad en su equipo—; fue sin aviso. Pero ahora me siento fuerte para afrontar esta temporada de la mejor manera para sentirme bien y poder ser tomado en cuenta. Quiero volver a ser titular”, afirma el exguardameta de Municipal.

Hagen está en un proceso de crecimiento como futbolista y  enfocado en seguir avanzando. No está seguro si terminará el 2023 en Noruega, pero tampoco se afana por el futuro. Prefiere estar en el presente, aunque  planifica alcanzar una mejor condición para ser tomado en cuenta por Luis Fernando Tena y ponerse la camiseta Azul y Blanco.

Aspiración

“Quiero ser parte del grupo —de la Bicolor—  . Tenemos que seguir trabajando para poder alcanzar el objetivo —el Mundial 2026—. Ahora el camino no es que sea más fácil, sino más corto, pero no hay que caer en situaciones como la otra vez, que nos quedamos fuera por diferencia de goles”, razona Hagen.

El guardameta nacional considera que es preciso que ni los jugadores ni el cuerpo técnico se confíen, porque “las tres selecciones más importantes —Estados Unidos, México y Canadá— ya están clasificadas. Creo que eso lo hace más complicado, porque entonces el resto de selecciones creen que esta es su oportunidad para ir al mundial. Todos los partidos van a ser a muerte y los juegos en casa serán muy importantes”.

Para Hagen el camino de la Sele es uno: conseguir el ascenso a la Liga A de la Liga de Naciones de  Concacaf y  la clasificación a la Copa Oro. “Guatemala está haciendo bien las cosas”, asegura el guardameta desde Noruega, mientras está por finalizar un día más como legionario.



Fuente: aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.